En una campaña solidaria realizada en la zona se reunieron 2.800 litros de agua mineral y potable que se llevaron este fin de semana al paraje rural que enfrenta una grave sequía. Se siguen juntando donaciones para realizar un segundo viaje.