Si bien el equipo de Mauricio Pochettino ganó y estiró su liderazgo absoluto en la Ligue 1, fue una jornada movida y picante en el Parque de los Príncipes. Es que el PSG -otra vez- jugó mal, recibió silbidos de sus propios hinchas y le costó mucho vencer 1-0 al Rennes con una asistencia de Lionel Messi y posterior definición agónica de Kylian Mbappé.

Mirá también

Pese al clima caldeado del estadio, que incluyó banderas de protesta contra la actitud de los jugadores del plantel, y la euforia por convertir en el minuto 93; el delantero francés tuvo tiempo y la convicción de festejarlo de una manera particular: apoyó su brazo sobre el banderín, con el otro se tomó de la cadera y cruzó las piernas. ¿Te suena de algún lado? Imitó una de las celebraciones más marcadas en la carrera de su referente, Thierry Henry.

Mirá también

El histórico Tití, que supo entregar muchos elogios para Mbappé, había realizado el mismo gesto el 15 de septiembre del 2013, en la victoria 2-0 del New York Red Bulls sobre el Toronto FC en la MLS. Con aquella conquista, el campeón del mundo en Francia 1998 alcanzaba los 400 goles como profesional.

Pocas horas después de haber conseguido el triunfo, Kylian posteó una imagen en sus cuentas oficiales de Instagram y Twitter, con los dos festejos, el suyo y el de Henry, y escribió: «Gran leyenda».

Mirá también

¿QUÉ ES DE LA VIDA DE HENRY?​

​Con una carrera muy destacada, en la cual defendió las camisetas del Mónaco, Juventus, Arsenal y Barcelona, entre otros, después de su retiro en 2015 Henry se inclinó por la dirección técnica. Primero trabajó en las juveniles de los Gunners y luego afrontó los desafíos de dirigir al cuadro del Principado y al Montreal Impact, sin demasiado éxito hasta 2019. Dos años después, arribó a la Selección de Bélgica como parte del cuerpo técnico de Roberto Martínez.

Henry sigue como asistente en Bélgica.

Henry sigue como asistente en Bélgica.

Mirá también

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here