Todo amante de este deporte conoce las bases del “manual del fútbol”. En el enfrentamiento entre Barracas y Atlético Rafaela uno de sus puntos se cumplió a la perfección: la famosa “ley del ex”.

El Guapo que cuando tuvo que convertir lo hizo encontró la victoria en los pies de Mauro Albertengo, jugador que pasó por el conjunto santafesino. La Crema, ante la atenta mirada de Enzo Copetti quien supo ser su número 9, desde la tribuna, sumó su quinto partido consecutivo sin triunfos.

Los primeros dos tantos fueron golazos, el final: electrizante y con polémica. Eso fue lo más rescatable que dejó un encuentro que por momentos fue chato pero que terminó dejando al local muy cerca de los puestos de clasificación al Reducido.

En la primera mitad no se sacaron demasiadas ventajas en el juego y menos en el marcador. El Guapo mojó primero con un tremendo remate al ángulo, desde el borde del área, de Luciano Romero que sin pensarlo dos veces bajó una pelota que cayó en su posición y la clavó.

La Crema lo empató tras un interesante enganche de izquierda a derecha de Juan Cruz Esquivel que con la marca encima la puso pegadita al segundo poste.

En la segunda parte sucedió lo mencionado: luego de una asistencia perfecta de Germán Estigarribia que encontró a su compañero luego de romper la línea defensiva, Albertengo definió notablemente ante la salida de Nahuel Pezzini.

El cierre fue de lo más atractivo. Lucas Colitto se iba mano a mano para el tercero pero Roque Ramírez eligió frenarlo de atrás antes de que entrará a la zona caliente y se fue expulsado.

Instantes más tarde, Darío Rostagno remató de afuera y desde adentro del área Fernando González la tapó con la mano. El árbitro Diego Ceballos no vio la situación y, a pesar de las protestas del visitante, dio por finalizadas las acciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here