Dos de los grandes favoritos al título en la Premier League, Liverpool (3º) y Manchester City (11º) empataron 1-1 en el Etihad Stadium, este domingo en el partido estelar de la octava jornada, en la que el Leicester cerró como único líder. A un punto quedaron el Tottenham (2º) y el conjunto de Klopp (3º), mientras que los de Guardiola siguen lejos, a seis unidades de los Foxes. 

El egipcio Mohamed Salah adelantó a los Reds en el minuto 13 tras acertar sin problemas un penal cometido por Kyle Walker sobre el senegalés Sadio Mané. Los Ciudadanos reaccionaron e igualaron el choque con una gran maniobra del brasileño Gabriel Jesús, al darse vuelta tras recibir de espaldas y batir a su compatriota Alisson.

En su mejor momento, los comandados por Pep estuvieron cerca de dar vuelta el resultado cuando el árbitro señaló otro penal, tras consultar al VAR, por mano de Joe Gómez tras un centro de Kevin de Bruyne. El propio mediapunta belga se encargó de patearlo pero la tiró afuera, cuando Alisson se la había jugado al otro palo.

Cansados tras un maratón de partidos, justo antes del parate internacional, ambos equipos bajaron el ritmo en la segunda parte y casi no hubo situaciones de peligro. El Kun Agüero, lesionado, no fue de la partida.

Con este resultado el Liverpool, que inició la fecha como líder, quedó con 17 puntos, a uno del nuevo líder Leicester, que justo antes ganó 1-0 en su cancha al Wolverhampton (8º) con un gol de penal marcado por Jamie Vardy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here