Funcionarán como centros de dictado de talleres para la primera infancia. La ciudad es la primera en la provincia en lograr el aval del protocolo. Hay entusiasmo en los docentes y ansiedad en los padres.