El colombiano de 22 años era parte del equipo que conduce Lucas Pusineri y peleó la Liga Profesional hasta la última fecha.