Tomar la decisión de colgar los botines no es algo sencillo para ningún jugador y esta vez fue un ex arquero de Boca quien comunicó que se acabó el fútbol profesional para él. A través de un mensaje por Instagram, Guillermo Sara notificó a sus seguidores de la decisión y más de uno se sumó a brindarle su apoyo.

En el primer día de 2022, Sara subió una foto junto a su familia en la que contó cómo fue el proceso para tomar esta decisión y explicó: «Fin de año, fin de una etapa, fin de ciclo… Fin. He tomado la decisión de ponerle fin a mi carrera como futbolista profesional. Nunca fui de aferrarme a las cosas, más bien soy de soltar, de dejar ir y de esperar con optimismo nuevas oportunidades q puedan llegar».

Además el ex Atlético Rafaela manifestó su entusiasmo por recorrer nuevos caminos y detalló: «Tomo esta decisión no con tristeza, si no como una posibilidad de hacer algo deferente a lo q hice durante más de 16 años, y eso me resulta emocionante. No me queda más q agradecer a todas las personas q conocí en este largo camino (compañeros, entrenadores, médicos, kinesiólogos, auxiliares, dirigentes e hinchas) a mis representantes Eze y brian, a mis amigos de toda la vida a mis viejos, mis hermanos y sobre todo a mi mujer y mis hijos q fueron mi fuerza y mi sostén en todo momento.»

El último tiempo había sido irregular para el arquero de 37 años ya que los distintos conflictos en Atlético Rafaela complicaban su estadía. Tras distintos errores, había recibido mensajes de la barra y había compartido días atrás una pintada que le dejaron en las afueras del Nuevo Monumental que decía «Sara: Lo mejor que hiciste fue irte. No vuelvas».

Guillermo Sara anunció su retiro

Guillermo Sara anunció su retiro

Sara había regresado al club de sus orígenes en Santa Fe tras un paso errante por Lanús.  En agosto de 2020 se reunió con la dirigencia Granate y decidió, con el aval del club, darle fin a su etapa a pesar de que su contrato se vencía el 30 de junio de 2021. Tras no ser tenido en cuenta por el entrenador Luis Zubeldía, determinó que era tiempo de cambiar de camino. 

Con la camiseta del club del Sur bonaerense sólo disputó seis encuentros desde su llegada en 2018. Su arribo a la institución Granate se dio como parte del pago por la salida de Esteban Andrada al Xeneize. Nunca pudo asentarse en el primer equipo y por eso terminó colgado y con una salida anticipada. Además, le tocó luchar contra una lesión en su mano derecha.

Previo a eso defendió los colores del Xeneize desde 2015 hasta 2018 y el rafaelino se había ganado un lugar entre los indiscutidos. Era, sin dudas, el arquero titular hasta que una luxación de hombro lo sacó de la cancha en la previa al Superclásico. Fue ahí que contra River y Colón atajó Werner, luego vino el receso veraniego, llegó Rossi, le ganó la competencia a Werner y se adueñó del arco de Boca.

Tras haber pasado por distintos clubes y distintas situaciones que no le gustaron en Atlético Rafaela, Guille decidió dejar los guantes y en el comunicado concluyó: «Sin más quiero quiero desearles a todos muchas felicidades y q puedan ser igual de felices de lo q fui yo jugando a la pelota. Nos vemos por ahí, en la calle, en un café, en un bar, en la cancha… donde me gusta estar. Abrazo enorme y gracias!!!»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here