Salles sale del Gobierno apenas un mes después de que la Corte abriera una investigación contra él

Salles sale del Gobierno apenas un mes después de que la Corte abriera una investigación contra él

El hasta ahora ministro de Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, pidió su salida del Gobierno de Jair Bolsonaro y el presidente se la concedió, según informó este miércoles el Boletín Oficial, apenas un mes después de que la corte suprema de Brasil abriera una investigación contra él, allanara la sede de su ministerio y destituyera a 10 de sus funcionarios sospechados de corrupción.

En un mismo decreto, Bolsonaro removió de su cargo a Salles -quien se lo pidió, según aclara el texto oficial- y nombró como su reemplazo a Joaquim Alvaro Pereira Leite, reprodujo el sitio de noticias G1.

Salles era una de las figuras consideradas más extremas del bolsonarismo y con un fuerte vínculo con el sector político que defiende a los empresarios ruralistas. Por eso, la oposición le había pedido al Supremo Tribunal Federal la apertura, además, de una comisión parlamentaria para revisar la política medioambiental en el país que posee el 60% de la selva amazónica.

La deforestación en la Amazonia aumentó un 41% en mayo de este año con respecto al mismo período del año anterior, una cifra con la que Brasil rompe su récord por tercer mes consecutivo y que pone en duda las promesas del Gobierno de Bolsonaro de reducir estos índices.

La deforestación en la Amazonia aumentó un 41% en mayo

La deforestación en la Amazonia aumentó un 41% en mayo



En concreto, se talaron 1.180 km2 de selva en mayo, mientras que en el mes anterior la cifra fue de 580 km2, según datos publicados del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE).

En mayo pasado, el juez del Supremo Tribunal Federal Alexandre de Moraes aceptó la apertura de una investigación judicial y una serie de allanamientos y destituciones contra Salles y su ministerio a partir de una pesquisa iniciada en enero por una denuncia de la aduana de Estados Unidos, donde ingresó madera sin certificación de origen brasileño.

Con la colaboración del Servicio de Pesca y Vida Salvaje de Estados Unidos (FWS), la Policía Federal hizo entonces 35 allanamientos en Brasilia, San Pablo y el estado amazónico de Pará -al norte-, donde actuaba la gavilla que traficaba madera supuestamente mediante empresas legalmente conformadas.

También ingresaron a la sede del Ministerio de Medio Ambiente con valijas y cajas con documentación que fue confiscada, según mostraron los canales de noticias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here