La provincia registró la segunda semana consecutiva de baja de casos (33 por ciento menos que el pico). A nivel local, Jesús María logró reducir a la mitad la cantidad de casos de su peor momento.