Se llama Mahan Rahmani, es volante del Peykan de Irán. Su nombre dio vuelta al mundo porque metió un gol de ¡saque lateral! ante el Gohar de su país. ¿Cómo fue posible? Hizo una voltereta para tomar impulso y el arquero rival, Alireza Haghighi, llegó a tocarla mínimamente. Por lo tanto, fue gol válido (si no había contacto con otro futbolista el referí debía invalidar).

Mirá el video

Esta actitud no es nueva en los iraníes. En Rusia 2018, ante España, Mohammadi intentó la misma maniobra, pero no la ejecutó y la Roja ganó 1 a 0.

Debajo, el video

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here