El diputado nacional Juan Ameri (Frente de Todos-Salta) presentó esta madrugada la renuncia a su banca, tras haber protagonizado una escandalosa escena con su pareja en plena sesión virtual, besándole un pecho y creyendo que se había conrtado la señal de Internet.

«No fue de ningún modo mi intención faltar el respeto a esta Honorable Cámara, a mis pares diputados y diputadas, ni al pueblo salteño que me eligió. Consciente de la responsabilidad que mi cargo representa, pongo a disposición mi renuncia como diputado nacional», dice la nota dirigida por Ameri al tiular del Cuerpo, Sergio Massa, que se conoció esta madrugada cuando la sesión en Diputados seguía en curso.

Pasada la 1 de la madrugada el presidente de la Cámara, Massa,habia pedido un cuarto intermedio en la sesión en que se debaten importantes temas acordados para reunirse en privado con los titulares de los bloques parlamentarios: allí se dio a conocer la nota enviada por el diputado salteño.

Según consideraban fuentes de la bancada oficialista, tras el fuerte comunicado del propio Bloque del Frente de Todos, reclamando que «se apliquen todas las normas para que sea sancionado de la manera que corresponda de acuerdo a la gravedad de sus actos», al diputado le quedó escaso margen de maniobra. Incluso desde el Frente de Todos de Salta también surgió una nota dando cuenta de su inmediata expulsión de ese ámbito provincial.

Diputados había aprobado la suspensión inmediata de Ameri, captado en plena sesión mientras mantuvo una escena de sexo con su pareja. Se consideró al legislador incurriendo en «inhabilidad moral». «Quiero interrumpir el debate de esta ley para plantear que frente a una falta grave del diputado Ameri en el marco de las sesiones se dio una situación que nada tiene que ver con el normal funcionamiento de esta casa» dijo Massa en ese momento.

TE/HB