«El Partido Comunista de China demostró que tiene los medios y la intención de utilizar estas aplicaciones para amenazar la seguridad nacional», indicó el Departamento de Comercio en un comunicado.